Hacia ciudades inteligentes,
sustentables e inclusivas.

Orlando se sumó a las ciudades que usan esta tecnología basada en Inteligencia Artificial, para diseñar políticas públicas con un menor margen de error y emular el crecimiento urbano futuro. Singapur es uno de los ejemplos mejores logrados, aunque ya hay una lista de ciudades que la implementan. En la nota detallamos casos

La inminente llegada de la tecnología a nivel mundial ha despertado ciertos mecanismos y modelos de urbanización que no eran conocidos hasta el momento. La inteligencia artificial ha despertado un sinfín de nuevos métodos para que los gobiernos y empresas del mundo puedan encaminar la construcción de nuevos barrios, la fabricación de nuevas turbinas de aviones y todo tipo de obras. 

La pregunta es cómo. La respuesta es simple. Por medio de gemelos digitales que, en otras palabras, permiten realizar la representación de un objeto, servicio o proceso físico para simular las condiciones de implementación de determinadas cuestiones antes de que sean creadas. De esta manera, en lo relativo a la dinámica y gestión urbana es posible predecir el correcto funcionamiento o la expansión de determinados barrios en el lapso de un tiempo, antes de su construcción.

Esta tecnología es la que hace que los Gemelos Digitales se hayan convertido en uno de los avances más importantes del último tiempo ya que permite evitar fallos en los objetos físicos, al mismo tiempo que realiza funciones avanzadas de análisis, monitorización y predicción.

Si bien ya hemos visto algunos avances en la planificación y gestión de grandes ciudades en diversos países o regiones del mundo, como el caso de Estonia, que planificará la movilidad mediante un modelo de transporte digital impulsado por gemelos digitales, el de la Unión Europea (UE) que desarrolló un gemelo digital oceánico para predecir erupciones de volcanes, la búsqueda de descarbonizar trenes y subtes en el Reino Unido con un gemelo digital o bien el intento de Japón por establecer una plataforma escalable de ciudad inteligente. 

En esta oportunidad, según relevó el medio norteamericano Bloomberg, la ciudad de Orlando ha presentado un increíble proyecto que buscará poder observar cómo será el crecimiento de las urbes durante los próximos años. Se trata del proyecto más ambicioso conocido hasta el momento y el que máyor utilidad le dará a los gemelos digitales. 

Si bien se trata de algo único en la realidad, se trata de un modelo similar al que podría utilizarse en el reconocido juego Sims City, donde uno es el alcalde y debe planear su ciudad. En ese caso, por ejemplo, se podrá medir la contaminación en el tiempo de una fábrica, el nivel de atascos en las calles tras la instalación de una nueva carretera e incluso el nivel de ocupación de las personas

De hecho, este proyecto impulsado por la Orlando Economic Partnership (OEP), planea diseñar digitalmente las 40 millas al cuadrado de la ciudad mediante un acuerdo con la empresa de juegos reconocida a nivel mundial, Unity. La intención es diseñar un modelo 3D de la ciudad para emular y planificar algunos criterios de urbanización en los próximos años

Se trata sin dudas de un desafío para ambas partes, ya que por un lado esperan realizar una millonaria inversión y por el otro es una gran oportunidad para que el mundo de los videojuegos expanda su horizonte al punto de poder construir una virtualidad que se extienda a la realidad, al menos en Orlando. 

Para ello ya le están dedicando un espacio físico a esta ciudad digital, y si bien no hay certezas sobre lo que ocurrirá con respecto al Metaverso en esta cuestión, si saben que podrán utilizarla para diseñar y comprobar nuevas inversiones en la región. “Será una sala circular con pantallas LED de 180 grados. En el medio, estamos planeando la imagen holográfica, donde el gemelo digital de la región cobrará vida”. aseguró el presidente y director ejecutivo de OEP, Tim Giuliani.

Este servicio preparado por la OEP tendrá como objetivo final servir a legisladores, funcionarios y el sector privado el impacto que tendrían las nuevas políticas e infraestructuras sobre el territorio norteamericano. De esta forma, antes de firmar algún proyecto, podrían reparar en sus resultados esperados para evitar perder tiempo e inversiones, pero también para poder brindar los mejores procesos posibles a sus ciudadanos. 

La intención de Orlando es poder implementar esta tecnología más allá de los recorridos virtuales y no quedarse únicamente con el desarrolló del videojuego. Para ello buscan impulsar modelos que permitan conocer en tiempo real sistemas de tránsito para reducir la contaminación y hasta drenajes de agua para evitar estancamientos. 

Según una estimación, los gemelos digitales podrían ahorrar a las ciudades unos US$ 280.000 millones para 2030 gracias a la previsión de los proyectos y procesos que se van a dar en la región“De lo que estamos hablando aquí es, en realidad, de grandes conjuntos de datos. Deberá haber buenos ecosistemas tecnológicos para administrar sus datos a lo largo del tiempo. Y no se hace una vez; debe ser un programa que sea sostenible”, explicó Victor Khoo de la Autoridad de Tierras de Singapur, donde han realizado un proceso bastante similar. 

Gemelo Digital en Singapur

Si bien Orlando es uno de los primeros en desarrollar esta tecnología, tiene el espejo en Virtual Singapore, que ya es un caso consumado de lo que se puede hacer con un modelo de tamaña magnitud. Este, en particular, cuenta con más de 3 millones de imágenes capturadas a pie en la calle, 160.000 imágenes tomadas desde el aire, junto con miles de millones de puntos de datos trazados en 3D, lo que equivale a más de 100 terabytes de datos sin procesar. 

Uses of Virtual Singapore

“Queríamos un gemelo digital que fuera inteligente, preciso, confiable y consistente”, explicó Khoo, director de la campaña nacional de mapeo tridimensional de Singapur. Lo que lo distingue de otros modelos, para el asiatico es “su capacidad de distinguir los edificios de los árboles y las carreteras de las aceras, lo que facilita probar cómo reaccionan los elementos individuales en varias simulaciones. Las ventanas, los tejados y las fachadas de un edificio también se tratan como activos individuales”. 

Vía este gemelo digital ya han realizado diversos experimentos, como por ejemplo el cálculo de la energía solar que la ciudad puede aprovechar utilizando sus estructuras verticales estudiando cuánta luz solar recibe cada parte de un edificio. En ese sentido, el especialista aseguró: “Los científicos pueden mirar cada metro cuadrado en un techo y sabrán que si coloco un panel solar en el lado derecho [en lugar] del lado izquierdo, puedo obtener más energía”

De esta manera, lo que se plantea como una gran estrategia a futuro, empieza a convertirse en una realidad que ya es cuantificable dentro de la labor de las grandes urbes. Lógicamente se trata de una cuestión que atañe únicamente a países con la capacidad económica y empresarial de desarrollar estos gemelos, pero también habrá que ser pacientes hasta que este tipo de modelos como el programado en Orlando o el vigente en Singapur sean una realidad en países en desarrollo. 

tienes que ser suscriptor para comentar