Hacia ciudades inteligentes,
sustentables e inclusivas.

Será el estudio porteño Lesch-Alfaro que pondrá en marcha el plan de cuatro años para construir en el oeste mendocino. La ciudad estará dividida en tres áreas y se espera que se replique la medida en el país.

La idea de construir una ciudad de los 15 minutos en Mendoza, Argentina, caló profundo en las autoridades. De hecho, en la última semana se llamó al concurso “Máster Plan de ideas y anteproyectos Distrito Décima Sección Los Cerros”, donde los competidores debían imaginar una ciudad inteligente, accesible y sustentable. 

Fue el grupo Desarrollador Dalvian S.A quien llevó a cabo este concurso para elegir quienes llevarán adelante el proyecto. Los seleccionados entre los 20 competidores fueron los dueños del estudio de arquitectos Lesch-Alfaro, de Buenos Aires, que proyectarán “La ciudad de los 15 minutos”. 

La intención es lograr una ciudad donde los habitantes no tengan que trasladarse más que algunas cuadras para hacer las compras, practicar deporte, estudiar o trabajar. De esta forma se reduce ampliamente el uso de automóviles y colectivos bajando de forma sustancial la huella de carbono que cada uno deja en su paso. 

Fue el jueves pasado cuando, en la gala de premiación llevada a cabo en el Hotel Condor de los Andes, ciudad de Guaymallén, Mendoza, recibieron la distinción -y la oportunidad de desarrollar la ciudad- por parte de Daniel Vila, director de Dalvian y de Hugo Ponce, presidente del Colegio de Arquitectos de Mendoza. 

Allí destacaron a los profesionales por su trabajo en varias reconversiones de ciudades de la provincia. Incluso  son los creadores del reconocido Ecoparque mendocino, por lo que, además de la experiencia necesaria, también tienen el voto de confianza para desarrollar y planificar esta nueva ciudad. 

¿Cómo será el proyecto?

Pero…yendo un poco más a lo estrictamente arquitectónico. ¿De qué se trata este proyecto? La idea es poder levantar una ciudad de los 15 minutos al Oeste de Gran Mendoza para lograr ordenar y planificar un terreno que no está creciendo de manera organizada. 

Pensado casi como un nuevo barrio en la ciudad, esperan que la medida se pueda replicar en otras zonas para reducir el impacto de las emisiones de carbono, pero también creen que podrá ser un hito importante para vincular el Parque General San Martín, el Cerro de la Gloria y el Ecoparque. 

Para eso separaron el plan de construcción en tres grandes pasos: 

El área 1 estará pensado para un público jóven o “milenial” y tendrá oficinas, sitios de estudio o de trabajo en equipo. Además de lugares gastronómicos dentro del paisaje de la ciudad. 

El área 2, será el Distrito Valle Sustentable, donde estará la zona residencial y hotelera. Será el espacio para la familia e incluirá espacios recreativos, culturales y deportivos. 

Por último, el área 3, o conocida como Gran Capitán, consistirá en un centro comercial a gran escala y con cielo abierto, para que no estorbe los grandes paisajes y los patios que podrán verse mientras se realizan las compras. 

Todo esto estiman que se construirá en cuatro largos años y les dará la oportunidad de obtener trabajo por un tiempo prolongado a miles de mendocinos y mendocinas. También, claro, la oportunidad de generar posibilidades de inversión siendo un punto importante de avance en el país. 

Importancia del proyecto

El que se mostró encantado con la definición, que permitirá poner en marcha la construcción de la ciudad, fue Daniel Vila, presidente de Dalvian y encargado de gestionar la obra. “”Dalvian viene trabajando en el piedemonte desde hace prácticamente 50 años. De lo que era un desierto y parte de los basurales de Mendoza se transformó en lo que es hoy el Conjunto Residencial Dalvian. Tenemos la suerte y el orgullo de decir que 12.000 personas nos han elegido para vivir ahí, y que podemos ofrecerle todos los servicios y la mayor seguridad y confort”, expresó. 

Por otra parte, este proyecto -no hay dudas- de que hará crecer Mendoza, además de atraer a una gran cantidad de turistas a la región. “Esto hará que toda la zona Oeste del Gran Mendoza tenga un nuevo desarrollo. Es una obra que además le va a dar trabajo a mucha gente; va a generar una gran inversión”.

Sin embargo, lo más destacable quizás, es la idea de traer una nueva idea al país: “Este es un nuevo concepto urbanístico, que se lo conoce como la “ciudad de los 15 minutos”, que quiere decir que toda la actividad que se quiera desarrollar se produce en una distancia que no puede llevar más de ese tiempo. Esto comprende desde viviendas residenciales, departamentos, oficinas, zonas de recreación, gastronomía, negocios, deportes y educación. Todo queda muy cerca y esa es la innovación”.

Se espera ahora, además de la puesta en marcha del proyecto, que sirva de aliciente para que otros inversores y desarrolladores empiecen a poner en marcha nuevas ciudades de los 15 minutos. Teniendo en cuenta que el verdadero funcionamiento de las mismas se amplía en caso de que puedan articularse entre sí.

tienes que ser suscriptor para comentar