Hacia ciudades inteligentes,
sustentables e inclusivas.

Guadalajara, considerada la ciudad más sustentable de México, avanza en el establecimiento de la primera Zona de Bajas Emisiones del país, marcando un hito significativo en su estrategia de sustentabilidad, reorganizando su tránsito y contribuyendo a un futuro urbano más limpio, seguro y resiliente. Conoce los detalles de esta iniciativa 

Avanzar hacia la transición energética y sustentable es un camino largo y de pequeños pasos. En América Latina este proceso es aún más lento que en los países europeos o asiáticos que están a la vanguardia en la materia. Sin embargo, en este escenario una ciudad de la región que avance de manera sostenida es Guadalajara. Es que no solo se ha convertido en la ciudad más sustentable de México y bien posicionada en la región, sino que también ha inaugurado la primera Zona de Bajas Emisiones (ZBE)

Guadalajara, la perla del Occidente mexicano, ha marcado un hito significativo al lanzar la primera ZBE del país en busca de ordenar su tránsito y mejorar la calidad del aire. Este logro es parte de la estrategia de sustentabilidad que ha convertido a México en un referente regional en la transición hacia ciudades inteligentes y sustentables, guiándose por los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y alentando a varias ciudades a adoptar este nuevo enfoque.

Las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) buscan reducir la contaminación del aire, limitando el acceso, la circulación y el estacionamiento de vehículos altamente contaminantes. En Guadalajara, esta iniciativa se implementa en un área de más de 718.000 metros cuadrados, especialmente en el casco histórico.

A partir del 1 de enero de 2024, los vehículos altamente contaminantes no pueden ingresar a la ZBE, identificados por la ausencia de la etiqueta “B” en sus parabrisas. Residentes empadronados, propietarios de garajes, trabajadores y más, tendrán acceso automático. Se otorgarán hasta 10 invitaciones por residente, y se establecerán listas blancas para colegios, permitiendo el acceso en horarios específicos.

Guadalajara ha demostrado su compromiso climático con la implementación de la ZBE. El proceso tuvo un proceso de colaboración estrecha con C40, por el cual se eligió el centro histórico para la primera intervención de ZBE en la ciudad, alineándose con el Plan de Acción Climática Metropolitana (PACmetro) que recibió el Premio de Acción Climática Global de las Naciones Unidas en la categoría Climate Leader.

Estudios técnicos revelan que los automóviles son la principal fuente de emisiones en el centro histórico de Guadalajara. Las intervenciones realizadas hasta ahora han mitigado el 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en ciertas áreas. Se proyecta una reducción del 90% de CO₂ y del 92% de carbono negro para 2030, aumentando la esperanza de vida y fomentando la movilidad sostenible.

En este sentido, Guadalajara se posiciona como líder en movilidad urbana al implementar la primera ZBE en México. Este hito no solo refleja el compromiso de la ciudad con la acción climática y la movilidad sostenible, sino que también traza un camino audaz hacia un futuro urbano más limpio, seguro y resiliente.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, afirmó: “Convertimos el centro de la ciudad en un espacio para que las familias tapatías (nativos de Guadalajara) lo disfruten”. Guadalajara ha experimentado una transformación importante, redefiniendo sus espacios urbanos y consolidando su visión de una ciudad saludable, resiliente, inclusiva y sostenible.

De esta manera, la ciudad mexicana se sigue posicionando como un espacio de resistencia sostenible y climática del continente, sin dar el brazo a torcer ante la grave situación que amenaza al país. Un aplauso para estas decisiones que buscan cambiar de una vez por todas la realidad latinoamericana. 

tienes que ser suscriptor para comentar