Hacia ciudades inteligentes,
sustentables e inclusivas.

El Global Power City Index (GPCI) realizado por el Institute for Urban Strategies emitió sus resultados anuales y dio a conocer sus estadísticas. Londres de Reino Unidos, Nueva York de Estados Unidos y Tokio de Japón en el podio.

Como es costumbre desde el año 2008, se dio a conocer el informe anual detallado del Indice Global Power City (GCPI por sus siglas en inglés) realizado por el Institute for Urban Strategies clasificando a más ciudades competitivas del mundo, según su “magnetismo” para atraer personas, capital y empresas. Londres de Reino Unido, Nueva York de Estados Unidos  y Tokio de China fueron las tres más destacadas. 

Para realizar este informe, la fundación hace pie en el “magnetismo para atraer personas e inversiones de todo el mundo” que disponen las ciudades. Para ello se califican sobre la base de 70 indicadores en seis funciones: Economía, I + D, Interacción Cultural , Habitabilidad, Medio Ambiente y Accesibilidad. Todos los elementos dispuestos para el correcto funcionamiento de una ciudad inteligente. 

La intención de este índice, según explicaron en la página oficial, es “captar las fortalezas, debilidades y desafíos de las ciudades globales en un mundo en constante cambio no solo a través de una clasificación, sino también a través del análisis de los componentes específicos de esa clasificación”. 

Para ello utilizan una gran base de datos que se encargan de recopilar de distintas fuentes en todas las ciudades importantes del mundo. Sin embargo, este año tiene una fuerte característica en referencia a la pandemia y su impacto en la economía y el desarrollo de las mismas. 

“Los cierres de la ciudad, las restricciones de viaje, las restricciones de comportamiento y los cambios en los estilos de trabajo

asociados con la epidemia de COVID-19 desde principios de 2020 afectó a varios indicadores”, justificaron en el informe. 

Se mantuvo el podio 

Los tres primeros lugares están repartidos en tres continentes. Norteamérica, Europa y Asia son los que se llevan los galardones más importantes con Londres como primera, Nueva York segunda y Tokio tercera. 

El primer puesto de este índice parece tener un abonado. Como de costumbre, Londres mantuvo esta primera posición, aunque tuvo una disminución significativa en su puntaje general con respecto a años anteriores. Principalmente en la categoría de Accesibilidad, ya que “la fortaleza de Londres en las redes de transporte internacional se perdió debido al impacto de la nueva infección por coronavirus (COVID-19). A pesar de esto, Londres ha mejorado su clasificación en Habitabilidad y Medio Ambiente, y tiene fortalezas equilibradas en todos los sectores”, explicaron en el informe. 

Otra de las ciudades que avanzó considerablemente algunas cuestiones ambientales, fue Nueva York, que “mejoró su clasificación al incrementar su puntaje de Satisfacción con la Limpieza Urbana”. El punto que no pudo mejorar la ciudad norteamericana fue el de “habitabilidad, debido a una caída en la puntuación de Entorno laboral. Como resultado, la brecha entre las áreas de fortaleza y debilidad de la ciudad se amplió”, explicaron. 

La ciudad que se metió en el podio este año, fue Tokio, que logró una mejoría considerable en relación al informe anterior. En cierto punto, le atribuyen esta mejora a los Juegos Olímpicos que impulsó el “potencial para marcar tendencias y la habitabilidad”. 

La sorpresa, o el alumno más felicitado, sin embargo fue París. Fuera del podio quedó a la espera de poder seguir subiendo de cara a los próximos años por ser una de las ciudades con más rápido crecimiento anual. Además, “mejoró en cuatro áreas, Economía, Interacción Cultural, Habitabilidad y PIB per cápita”. 

Pandemia y conclusiones

Como ya se mencionó antes, la pandemia y la cuarentena obligada por el Covid-19 con sus respectivas restricciones de viaje al comportamiento “provocó cambios significativos en los datos de varios indicadores, lo que a su vez tuvo un impacto considerable en los resultados del ranking completo, así como los rankings en cada área”, explicaron en el informe. 

Para ello, utilizaron distintos valores en las tablas en relación a la pandemia como  las “Restricciones de viaje, Actividad comercial, Estilo de trabajo,

y Medio Ambiente Urbano”, ya que, según explicaron desde el organismo, los empleados tuvieron “variedad de opciones en el lugar de trabajo donde más de la mitad de las ciudades experimentaron aumentos en el número de instalaciones de coworking. La mayoría de las ciudades también vieron disminuciones en las horas de trabajo medidas en horas de trabajo totales”, así como puntuaciones más altas en “Flexibilidad del estilo de trabajo” según una encuesta sobre la flexibilidad del estilo de trabajo. 

Además, con la mayoría de la gente en sus casas y la gran reducción de vehículos, 

La “Calidad del aire”, que mide las concentraciones de PM2.5, mejoró en aproximadamente el 80% de las ciudades.

Latinoamérica en el informe

El informe presentado por el organismo no da un buen ambiente para los países y ciudades latinoamericanas. De hecho, de un total de 48 ciudades analizadas, Buenos Aires de Argentina se encuentra en el puesto 40, San Pablo de Brasil en el 43 y Ciudad de México 44. 

Sin embargo, no hay dudas de que se trata de ciudades en crecimiento y de gran importancia para el desarrollo de las tecnologías en la región. De otra forma, no estarían en el informe. 

tienes que ser suscriptor para comentar