Hacia ciudades inteligentes,
sustentables e inclusivas.

Argentina ha empezado a trabajar en la generación de un mercado de carbono que  desarrolle el empleo verde y vuelva sostenible la matriz productiva del país. Desde 2023 el país cuenta con su Estrategia Nacional para el Uso de los Mercados de Carbono, aprobada mediante Resolución MAyDS N° 385/2023. Conoce más sobre los compromisos, mercados y estrategias del desarrollo sostenible.

En un contexto de crisis climática, los países de América Latina se encuentran ante la necesidad de profundizar sus  políticas públicas con una estrategia ambiental clara. No solo para reducir la contaminación, sino también promoviendo un nuevo mercado verde que permita la expansión de nuevas alternativas en la transición a la descarbonización. 

En este sentido, en Argentina el mercado de carbono ha empezado a generar oportunidades en el país, sumando un nuevo capítulo a su compromiso ambiental con la aprobación reciente de la Resolución N° 385/23 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que establece la “Estrategia Nacional para el Uso de los Mercados de Carbono”. En este artículo, te contamos de qué se trata esta estrategia, su importancia y el impacto que podría tener en la transición hacia un modelo de desarrollo sostenible.

COMPROMISOS CLIMÁTICOS 

En el camino hacia la descarbonización, Argentina ha asumido compromisos internacionales significativos. La promesa de no exceder la emisión neta de 349 megatoneladas de dióxido de carbono equivalente en 2030 y lograr la neutralidad de emisiones para 2050 demanda transformaciones sustanciales en diversos sectores. Desde reemplazar las fuentes de energía fósil por alternativas limpias hasta promover modos de transporte sostenibles y eficientizar la producción agrícola-ganadera, estos compromisos son motores de cambio hacia un desarrollo más sostenible.

En este contexto, la Estrategia Nacional para el Uso de los Mercados de Carbono se erige como un pilar estratégico. La ratificación de la relevancia de estos mercados como elementos clave para el logro de los compromisos climáticos argentinos destaca su papel en la mitigación y adaptación al cambio climático.

Argentina cuenta con activos ambientales valiosos, como sus bosques que absorben grandes cantidades de gases de efecto invernadero (GEI). Además, la nación posee una industria científico-tecnológica con el potencial de desarrollar proyectos que generen créditos de carbono en diversos sectores, desde la energía hasta la gestión de residuos.

ESTRATEGIA NACIONAL

El país ha presentado su segundo Plan Nacional de Adaptación y Mitigación, estableciendo la evaluación de incursionar en transacciones asociadas al comercio de emisiones como una medida clave. La meta al 2024 es contar con una Estrategia Nacional para la implementación de los esquemas de mercado, mientras que al 2030 se espera analizar el marco normativo vigente para proponer las modificaciones necesarias.

El Artículo 6 del Acuerdo de París introduce mecanismos de cooperación voluntaria para la mitigación y adaptación al cambio climático. La participación en mercados de carbono, ya sean regulados o voluntarios, está sujeta a la autorización del gobierno nacional. Aunque Argentina carece actualmente de un mercado regulado a nivel nacional, se exploran oportunidades a nivel subnacional y en mercados voluntarios.

La decisión de Argentina de utilizar los mercados de carbono se basa en criterios importantes. El reconocimiento del valor de los recursos naturales, la transparencia, la integridad ambiental y la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son elementos fundamentales. Además, se enfatiza el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

En este marco se desarrolló la presente Estrategia Nacional para el Uso de los Mercados de Carbono (ENUMeC), aplicable también a los esquemas no comerciales. El objetivo final es propiciar condiciones habilitantes para el desarrollo de proyectos que contribuyan a la mitigación y a la adaptación al cambio climático en el territorio nacional, en un contexto de transición, desarrollo sostenible, erradicación de la pobreza e integridad ambiental. La ENUMeC establece 9 Ejes Estratégicos y 63 Acciones para la implementación de los mercados de carbono en el territorio nacional, considerando la posibilidad de participación y acceso a todos los mercados de carbono nuevos y existentes, tanto regulados (de cumplimiento) subnacionales, nacionales e internacionales, como aquellos voluntarios.

La ENUMeC promueve, además, la articulación entre todos los actores involucrados en temas de mercados de carbono del Gobierno nacional, los Gobiernos subnacionales, el sector privado y la sociedad civil. En este sentido, la Estrategia Nacional alcanza a todos los acuerdos, programas y proyectos sobre mercados de carbono en el territorio nacional y abarca a todos los sectores y gases del Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (INGEI). Asimismo, se encuentra en línea con la Segunda Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), el segundo Plan Nacional de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático (PNAyMCC) y la Estrategia de desarrollo resiliente con bajas emisiones de gases de efecto invernadero a Largo Plazo a 2050 (ELP).

En síntesis, la Estrategia Nacional para el Uso de los Mercados de Carbono representa un paso firme hacia la sostenibilidad en Argentina. Más allá de ser un mecanismo para movilizar fondos y cumplir con compromisos climáticos, esta estrategia ofrece oportunidades para la innovación, el fortalecimiento de capacidades locales y la cooperación internacional. En un contexto de desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza, Argentina se posiciona como un actor clave en la lucha global contra el cambio climático.Resolución MAyDS N° 385/2023: click

tienes que ser suscriptor para comentar